Noticia

MBA en empresas chilenas: cómo gestionar y dirigir

Los MBA en empresas chilenas son cada vez más requeridos, principalmente antes los cambios sociales y económicos del país y el mundo.

Comparte
MBA en empresas chilenas: cómo gestionar y dirigir

Diversos sectores demandan a profesionales que hayan cursado un MBA para sus las distintas áreas de trabajo. Todo ello, a fin de sortear los cambios económicos y sociales a fin de implementar conocimientos de un MBA en empresas chilenas.

Este postgrado, prepara a los profesionales en la gestión empresarial y dirección para adaptarse a los cambios.

También los entrena para afrontar las nuevas necesidades que van surgiendo en la industria y a nivel organizacional.

Un factor a considerar es que, una vez aprobado, el MBA otorga un grado académico, a diferencia de un diplomado o un curso de especialización.

Tomás Valles, es director de People & Partners. El directivo indica que el MBA “es el grado académico más deseado en la actualidad a nivel de profesionales y ejecutivos».

La razón detrás de ello, dice, es «porque de alguna manera potencia o habilita para enfrentar tanto el desarrollo personal como la gestión de lo que realiza para las empresas».

Este tipo de programas son «muy prestigiosos, porque potencia para poder manejar mejor la carrera profesional y convertirse en un mayor aporte para las organizaciones”, detalla Valles.

Perfil de los estudiantes

En esa línea, cerca del 80% de las personas que estudian un MBA o son ingenieros civiles o ingenieros comerciales.

Sin embargo, lo que puede suceder, es que, en el caso de un arquitecto, un periodista o un médico que trabaje en un laboratorio químico y tenga un MBA se valora muchísimo más.

Cualquier postgrado en el área que sea siempre es aconsejable que se curse con algunos años de experiencia laboral.

En el caso del MBA, Tomás Valles recomienda que sea entre cinco a siete años de haber trabajado en alguna organización.

“En Estados Unidos los mejores MBA del mundo exigen mínimo cinco años», grafica.

Se considera una mala práctica terminar una carrera y empezar a hacer inmediatamente un MBA, dice el experto.

Buenas prácticas

«Eso responde a que no sólo se debe buscar hacer un MBA por tener el grado. Eso quizás pasaba hace años atrás, pero hoy es necesario entender que va a potenciar y mejorar ciertas áreas que son necesarias para gestionar la carrera a futuro”, dice el ejecutivo de People & Partners.

Hay que considerar que cuando una persona recién termina la universidad, no siempre tiene claro cuál va a ser su área de desarrollo.

Sin embargo, “al cabo de unos años, si se puede tener mayor claridad para vislumbrar cual va a ser mi carrera profesional a futuro, ya sea trabajar de forma independiente, o bien en una empresa en un área en particular».

Además, luego de ese período se puede focalizar mucho mejor el objetivo del MBA que se quiere realizar en función de la propia carrera.

Por ello, lo más recomendable es que alguien que estudie un MBA lo haga para complementar algún nivel de negocios.

El motivo es porque tendrá capacidad de conocer otras realidades que no están incorporadas en los programas. Y, además, porque permiten tener una visión más global en la medida que eso le ayude en su carrera profesional.

Fuente: La Tercera