Noticia

Postgrados en regiones: el nexo entre academia y sectores productivos

Instituciones y alumnos deben contribuir para enfrentar las demandas reales del mercado laboral y aportar al desarrollo regional.

Comparte
Postgrados en regiones: el nexo entre academia y sectores productivos

Probablemente la mayor diferencia entre los programas de postgrados y diplomados que se imparten regiones, a diferencia de Santiago, es la oferta de ellos, debido a factores determinantes como el número de casas de estudio y períodos de tiempo más reducidos, entre otros.

Pero en regiones si existe una ventaja que en la capital no se encuentra y tiene que ver con las actividades económicas que se llevan a cabo en cada localidad y los intereses que los alumnos tienen en su desarrollo profesional.

Hoy en día, las universidades juegan un rol importante en las tradiciones culturales, e históricamente han colaborado en decisiones importantes para el bienestar y progreso de las regiones. En esa línea, los planteles universitarios han sabido incorporar a sus mallas de estudio, asignaturas, y programas de especialización que se relacionan directamente con la actividad económica que se lleva cabo en un lugar determinado.

Por ejemplo, en la Región de Antofagasta existen postgrados y diplomados enfocados al sector minero y en la administración de contratos. Se trata de un aporte significativo, ya que la formación es cercana a las necesidades que requieren cada ciudad o región en línea con sus sectores productivos más potentes. En ese sentido, los postgrados están alineados y enfocados en áreas específicas que son las que inquietan al núcleo social o población más próxima, formando profesionales especializados.

Si quieres conocer cuáles son los posgrados que se imparten en tu región, ingresa a este link.

¿Cuáles son las ventajas?

Los profesionales que cursan un programa de especialización en regiones se aventajan más que nada en los contenidos que son expuestos, ya que pueden ser rápidamente aplicables observando el entorno y llevándolos a la práctica en un lugar que ya tiene cierta familiaridad.

También, los programas de postgrados y diplomados tienen otro beneficio, como la flexibilidad. Por ejemplo, en la ciudad del norte existen diplomados que pueden realizar las personas que trabajan por turnos, como la modalidad 7×7, que concentran las clases principalmente en los periodos de descanso.

Dominio del inglés

En un mundo interconectado y globalizado como el de hoy, que diariamente se abre a nuevos mercados y se adapta al avance de la tecnología, un factor relevante en cualquier organización es contar con profesionales que dominen el idioma inglés.

En esa línea, para un profesional bilingüe manejar en este caso el inglés le abre nuevas oportunidades y resulta ser clave para mejorar la empleabilidad, ya que las empresas cada vez están reclutando a colaboradores que puedan comunicarse en este idioma.

Por ello, muchos establecimientos de educación superior han incorporado en sus mallas curriculares el aprendizaje y contenidos del idioma inglés, con el objetivo de nivelar y preparar a los profesionales que se verán enfrentados a un mercado laboral competitivo y diverso.

Algunos estudios indican que la empleabilidad de un trabajador que habla inglés puede ser hasta un 30% más de quien no maneja el idioma.

Fuente: La Tercera